Manual de carburación

El procedimiento para ajustar el carburador de los motores utilizados en aeromodelismo y automodelismo es esencialmente el mismo ya sea que se trate de motores de dos o cuatro tiempos.

AGUJA DE ALTA:
Esta aguja regula la proporción de combustible y aire en todas las posiciones del rotor. Pero se ajusta con el motor en altas R.P.M.

AGUJA DE BAJA:

El ajuste de esta aguja se realiza en función del comportamiento del motor en baja.

TORNILLO DE RALENTÍ:
Este tornillo solo se usa en los autos para regular la posición de máximo cierre del carburador (ralentí).

Los motores de los aviones no suelen tener este tope, si lo tienen debe ajustarse de manera tal que permita que el carburador se cierre totalmente, ya que es el trim del radio control el que debe determinar esta posición. Antes de comenzar el ajuste del carburador debemos asegurarnos de que se encuentre limpio y libre de obstrucciones.

Para asegurarnos podemos quitar completamente la aguja de alta y soplar enérgicamente por la entrada de combustible, con la ayuda de un trozo de manguera de silicona.

En caso de tener dudas se debe desarmar totalmente el carburador y limpiar cada parte con alcohol o con el mismo combustible utilizando un pincel.

Al desarmar el motor es importante hacerlo sobre una mesa de trabajo despejada y sobre una toalla extendida sobre el área de trabajo, para evitar que las piezas reboten y se pierdan.

Deben utilizarse las herramientas adecuadas para cada tuerca y tornillo. Si no tenemos la herramienta de la medida justa para el tornillo o tuerca que vamos a quitar (especialmente los destornilladores de cruz), mejor suspendamos el trabajo hasta conseguirla.

Tomamos cada parte del carburador y con la ayuda de un pincel la limpiamos con alcohol sobre un recipiente adecuado.

El alcohol es inflamable, por lo tanto debemos tener cuidado de no fumar y de estar lejos de cualquier llama o chispa.

Luego de haber limpiado cada una de las partes, debemos verificar y reemplazar, en caso de ser necesario las juntas toricas para luego volver a armar el carburador siguiendo el orden inverso al cual lo desarmamos.

Para esto resulta muy cómodo ir poniendo las partes en fila según se van desarmando y mantener este orden durante la limpieza.

Es importante no apretar en exceso las tuercas y tornillos. Sobre todo insisto una vez más en la necesidad de utilizar solamente la herramienta correcta para cada pieza.

Con el destornillador adecuado los tornillos no presentarán ninguna marca después de rearmarlo.

Antes de proceder a la puesta en marcha del motor y ajuste del carburador, debemos asegurarnos de que el combustible y la bujía sean los adecuados y de que se encuentren en buen estado.



COMBUSTIBLE:


El combustible usado en motores de aeromodelismo y automodelismo esta compuesto por una mezcla de alcohol metílico (metanol), aceite, nitrometano y otros aditivos secundarios para disminuir la corrosión, mejorar la combustión y prolongar la vida de las bujías.

Hay distintos tipos de combustible con distintas proporciones de aceite y nitrometano, con distintos tipos de aceites y aditivos.

Todos los combustibles de marcas reconocidas y envasados en origen, son recomendables.



NITROMETANO:

Se pueden obtener fácilmente en el mercado local, combustibles importados con porcentajes de nitrometano, que van desde 5% hasta 30%.

En general a modo de simplificación, podemos decir que cuanto más nitrometano tenga el combustible, más potencia tendrá el motor, así como también un ralentí más parejo y confiable.

  • 5 a 20% de nitrometano para aviones
  • 5 a 30% de nitrometano para autos
  • 10 a 30% de nitrometano para helicópteros

El porcentaje de nitrometano influye de manera importante en el costo del combustible, siendo este uno de los factores a tener en cuenta al momento de elegir el mismo.

Hay combustibles con 100% de aceite sintético y otros con mezcla de sintético y aceite de ricino desgomado de primera prensada.

El aceite de ricino resiste mejor las altas temperaturas sin quemarse. Siendo esto último una ventaja en el caso de motores carburados con la mezcla muy pobre (mucho aire y poco combustible), o motores mal refrigerados. Por otro lado el aceite de ricino deja más residuos en el motor y es más sucio al momento de limpiar el modelo.

También hay combustibles especiales para motores de cuatro tiempos. Estos contienen un porcentaje menor de aceite que los de dos tiempos.

Hay que tener en cuenta que algunos fabricantes de motores de cuatro tiempos, hacen hincapié en que se use combustible de dos tiempos en lugar del de cuatro. Y otros sugieren utilizar combustibles con más aceite aún. Por ejemplo YS sugiere combustible Y 20/20 (20% nitro 20% aceite).

En todo caso es mucho más importante la carburación correcta del motor que la elección de un tipo de combustible. Siempre y cuando estemos hablando de combustibles de buena calidad.

Otro factor importante a tener en cuenta es el estado de conservación del combustible.

Si el envase es dejado destapado durante cierto tiempo, es muy probable que nos encontremos con un combustible inservible, ya que el mismo absorbió humedad y perdió alcohol por evaporación.

Este es el caso típico en el que queremos poner en marcha un motor que no usamos hace mucho tiempo usando un combustible que tenemos empezado hace varios meses. En este caso el motor no quiere arrancar y cuando lo hace es en forma irregular no pudiendo mantener un ralentí razonablemente bajo.


BUJíA:

En los motores glow normalmente usados en aeromodelismo y automodelismo, se usan bujías incandescentes, que tienen la función de inducir la explosión de la mezcla combustible, cuando esta se encuentra a alta presión.

Durante la puesta en marcha, la bujía se calienta hasta ponerse incandescente, mediante la circulación de una corriente eléctrica. Una vez que el motor está funcionando, la propia energía de las explosiones, la mantiene incandescente.

La bujía posee un filamento, generalmente recubierto con platino, que tiene el efecto catalizador necesario para desencadenar la explosión.

Si el filamento está cortado, o simplemente gastado (perdida del recubrimiento de platino), el motor no funcionará, en el primer caso o lo hará deficientemente en el segundo.

Los síntomas de una bujía con el filamento gastado, son muy similares a los que se observan con un combustible viejo.

Por último antes de poner en marcha el motor para su carburación, debemos verificar el correcto estado y funcionamiento del sistema de alimentación de combustible al motor.

Los tubos doblados dentro y fuera del deposito son Las causas más frecuentes de problemas.

Algunas veces, luego de un aterrizaje brusco o alguna sacudida. La manguera interior del tanque (pescador), se dobla hacia adelante. Siendo esta la causa de que el motor del avió n se detenga en el aire, poco después del despegue.

Las mangueras con perforaciones imperceptibles, provocan burbujas en el flujo de combustible que impiden que el motor trabaje en forma pareja.

Por fin estamos en condiciones de poner en marcha nuestro motor y carburarlo.

Sin bien este artículo está dirigido fundamentalmente a los aeromodelistas, explicaremos también aquí , dada su similitud, la carburación de los motores de autos.